Pac-Man Museum

Pac-Man Museum

Un recopilatorio sin brillo

Con más de 30 años de historia, Pac-Man es uno de los principales iconos del videojuego y es conocido universalmente. Por eso, a modo de homenaje Pac-Man Museum funciona bastante bien. En su interior encuentras los principales juegos de máquina recreativa con Pac-Man de protagonista. Además de contener algunos de los clásicos más incombustibles hay otro motivo para hacerse con este recopilatorio: el inédito Pac-Man Battle Royale. Ver descripción completa

PROS

  • Buena selección de juegos Pac-Man
  • Incluye el inédito Battle Royale

CONTRAS

  • Sin opciones de control o gráficos
  • Sin extras

Útil
6

Con más de 30 años de historia, Pac-Man es uno de los principales iconos del videojuego y es conocido universalmente. Por eso, a modo de homenaje Pac-Man Museum funciona bastante bien. En su interior encuentras los principales juegos de máquina recreativa con Pac-Man de protagonista. Además de contener algunos de los clásicos más incombustibles hay otro motivo para hacerse con este recopilatorio: el inédito Pac-Man Battle Royale.

Diez Pac-Man, Diez

Pac-Man Museum tiene 10 juegos del personaje traga bolas (uno de ellos descargable) aunque pronto descubrirás que no todos son tan buenos como tu memoria puede recordar. El infalible Pac-Man original es uno de esos juegos perfectos que da igual los años que pasen porque siempre divierte. No hace falta decir que conocer y jugar a este clásico es obligatorio para cualquier fan del medio.

Sin embargo, no todos los clásicos salen tan bien parados. Ahí está el inefable Pac-Land, que es de lejos el peor Pac-Man creado jamás, y que no tiene nada que ver con el estilo laberíntico de siempre. Pac-Land es un intento de juego de plataformas extremadamente soso y aburrido, con un control tosco y unos gráficos que ya eran malos en su época (1984). Otro juego que entra en el saco de los olvidables es la versión puzle titulada Pac-Attack, inspirado por otros juegos como Puyo Puyo, y que por su apartado técnico no consigue brillar como merece.

Si lo tuyo es el Pac-Man clásico posiblemente disfrutarás más con Super Pac-Man y Pac & Pal, juegos que modificaban las reglas del juego original añadiendo un sistema muy básico de objetivos para superar los niveles. En jugabilidad no son tan potentes como el original pero sí tenían que estar en un recopilatorio como este.

Los más modernos Pac-Man Arrangement y Pac-Mania se pueden disfrutar sin problema. Especialmente el último que cambiaba el ángulo de cámara por uno isométrico e introducía el botón de salto para esquivar fantasmas, dándole daba más profundidad y estrategia.

Pac-Man Championship Edition también está incluido en el pack, pero al no ser la versión ampliada DX+ se queda algo cojo (se nota que Namco aún quiere que compres ese juego que sigue a la venta).

Finalmente llegamos a Pac-Man Battle Royale, la joya de la corona. Esta recreativa publicada en el 2011 ofrecía partidas de Pac-Man para cuatro jugadores simultáneos. Es un juego orientado a la competición, dividido por rondas y donde sólo puede quedar un Pac-Man vivo. Tremendamente divertido cuando juegas en compañía pero bastante aburrido si juegas sólo.

Sin opciones de configuración…

Jugar a cualquiera de los Pac-Man no supone problema alguno ya que sólo se utilizan las teclas de dirección para mover al personaje. Sólo en unos pocos juegos se utiliza también un botón de acción para saltar o realizar alguna acción especial, como en Pac-Mania o Pac-Land.

Sin embargo, lo que está muy mal adaptado es todo el aspecto de la configuración. Sencillamente no se pueden cambiar los controles ni redefinir las teclas. Un gran fallo que además afecta principalmente a Battle Royale en las partidas de cuatro amigos.

… ni tampoco de gráficos

Pac-Man Museum tampoco tiene opciones gráficas modificables. La resolución de pantalla viene prefijada y tienes que conformarte con lo que ves en el monitor. La adaptación de los juegos clásicos, con menor resolución, implica además reducir aún más la parte dedicada a enseñar el juego. Y como no hay opciones de zoom al final juegas en una minúscula zona del monitor, rodeada de un bonito artwork de cada juego.

Aunque es comprensible desde el punto de vista más purista, a estas alturas no tener absolutamente ningún control sobre las opciones gráficas no es para nada algo bueno.

Conclusión

Pac-Man Museum es un correcto recopilatorio de juegos arcade de Pac-Man, pero el envoltorio se ha descuidado demasiado. Ya no sólo es la ausencia total de opciones sobre el control o los gráficos, es que también se hecha en falta algún apartado Extra explicando historia, anécdotas o datos interesantes de cada juego Pac-Man. Es un recopilatorio de calidad si te gusta el personaje, pero totalmente deslucido por una mala producción.

Pac-Man Museum

Descargar

Pac-Man Museum